viernes, 20 de diciembre de 2013

Panamá: 24 años de impunidad/ Tuvimos una “pequeña Hiroshima” en Nuestramérica

Modaira Rubio.- Después de un año de “tensiones diplomáticas” entre EEUU y el gobierno de Panamá, presidido entonces por el General Manuel Noriega, la administración de George H.W Bush (padre) decidió, tomando como pretexto la lucha antidrogas y la supuesta complicidad del mandatario panameño con el tráfico de estupefacientes y el lavado de dinero, realizar la Operación Juste Cause (Causa Justa), que consistió en una de las invasiones más cruentas realizada en nuestro continente. La mañana del nefasto 20 de diciembre de 1989, el presidente Bush emitió una breve alocución en la que justificó la acción por cuatro razones:1)la protección de la vida de los ciudadanos de EEUU en Panamá, puesto que según él, Noriega había declarado la guerra a la nación norteamericana y era necesario defender a sus conciudadanos 2)la defensa de la democracia, pues también a su juicio, se anularon unas elecciones en las que resultó ganador el candidato de la oposición y se habían reportado numerosos casos de violaciones a los derechos humanos 3) la lucha contra las drogas y 4) proteger la integridad de los Tratados Torrijos-Carter, ya que según el congreso estadounidense Noriega ponía en peligro la neutralidad del canal de Panamá y por tanto EEUU debía intervenir militarmente para asegurar la zona. Poca horas más tarde, comenzó el terror. La arremetida militar fue implacable. Toda Panamá se convirtió en Objetivo de Guerra: escuelas, hospitales, zonas residenciales y en especial, las barriadas pobres fueron bombardeados sin clemencia. Veinticuatro años después, aún no es posible precisar la cantidad exacta de víctimas civiles, de desaparecidos, los daños materiales. En más de dos décadas, la Casa Blanca no se ha preocupado por investigar la verdad de los crímenes de guerra cometidos por el Pentágono en esta ofensiva. La incursión militar estadounidense se inició a la 1:00 am, hora local. En la primera etapa, participaron 27.684 soldados gringos, más de 300 aeronaves, incluyendo AC-130, un avión con armamento pesado de ataque a tierra; OA-37B aviones de observación, conocidos también como Dragones; aviones F-117A Stealth , que gracias a su precisión pueden situar las bombas a pocos centímetros de blanco, y fueron utilizados en la Guerra del Golfo, y AH-64, helicópteros Apache, diseñados para misiones de ataque contra carros de combate , asalto, escolta y caza-helicóptero, con capacidad operativa todo el tiempo (día-noche). Toda esta artillería fue desplegada contra 3.000 miembros de la Fuerza de Defensa de Panamá (PDF), antes Guardia Nacional. El primer asalto fue a las instalaciones del Aeropuerto de Punta Paitilla en Ciudad de Panamá y al aeródromo en Río Hato. El ataque contra la sede central de la PDF, conocida como La Comandancia, provocó incendios, que destruyeron la mayoría de los poblados adyacentes y en especial el barrio El Chorrillo, el más populoso y grande de la ciudad. Quedó totalmente arrasado. Soldados estadounidenses lo llamaron irónicamente Little Hiroshima. El pueblo lo recuerda como el barrio mártir. No pasaron muchas horas, cuando en una base militar gringa Guillermo Endara fue juramentado como nuevo presidente de Panamá. El objetivo estaba logrado. Sin embargo, las operaciones militares continuaron durante días, en un trabajo de “limpieza social” en contra de los llamados Batallones de la Dignidad, núcleos de organización popular creados por Noriega. Es necesario traer a la memoria un significativo dato, durante el Golpe de Estado de 2002 contra el presidente venezolano Hugo Chávez , la oposición comparó a los Círculos Bolivarianos con estos batallones. Informes del Pentágono dicen que solo se registró la muerte de 516 ciudadanos panameños durante la acción. Un memorando interno del ejército de EEUU señala que fueron 1.000. Una Comisión Independiente de Investigación sobre la invasión de EE.UU a Panamá estima el número de muertes entre 1.000 y 4.000. Investigadores independientes sostienen que la victimas mortales oscilan entre 3.000 y 4.000.Aún no hay una verdad oficial al respecto. Hoy, sectores progresistas panameños y latinoamericanos reclaman justicia. Organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos, asociaciones de víctimas y sobrevivientes piden que se diga la verdad sobre la invasión estadounidense a Panamá. Dirigentes del Frente Nacional por los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), convocan esta tarde en el Parque Porras un acto político cultural para rememorar la invasión y para que las nuevas generaciones no olviden cómo actúa el imperialismo contra los pueblos. Es necesario recordar, porque la gran prensa al servicio de la burguesía internacional siempre ha tratado de “disimular” la brutalidad, crueldad y salvajismo que EE.UU puso en práctica en esta “operación” donde se violaron de todas las manera posibles, todos los derechos humanos de miles de civiles panameños.
Foto1: Así quedó Hiroshima bombardeada con armas nucleares estadounidenses en 194 Foto 2: Así quedó Panamá bombardeada por EEUU en 1989

lunes, 14 de octubre de 2013

¡Comunicadores y periodistas, un paso al frente!
El presidente Nicolás Maduro, anunció la creación del Órgano Superior de la Comunicación, encabezado por la Ministra Delcy Rodríguez, el candidato a la alcaldía metropolitana y brillante periodista, Ernesto Villegas Poljak; la Primera Combatiente, Cilia Flores; el canciller Elías Jaua; el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y el ministro para la Cultura, Fidel Barbarito. El objetivo de esta instancia es “definir, evaluar y dictar las líneas político-comunicacionales del Estado venezolano”. Comunicadores y periodistas de la Plataforma de Periodistas y Comunicadores, Bloque Bolivariano de Medios Socialistas Alternativos y Comunitarios de Venezuela (AMEBLOQ), colectivo de candagueros y candagueras de Barinas; colectivo EcoPopular Barinas, Red de Mujeres Periodistas, y la multitud y diversidad de organizaciones populares y comunicacionales que hacemos vida en la tierra de Chávez, pero también en todo el país, damos un paso al frente y nos colocamos a la orden de la defensa comunicacional de la Revolución. Igual que en el pasado, la burguesía apátrida y sus aliados conspiran para deslegitimar la decisión que tomamos el 14 de abril de 2013: queremos continuar en Revolución y hacia el Socialismo. Como también lo señaló el profesor Adán Chávez, el enemigo no es el “majunchismo”, es el imperialismo que quiere derrocar la democracia bolivariana para colocar un gobierno títere que sirva a sus intereses. A siete meses de la desaparición física del Comandante Chávez, nos encontramos en medio de la mayor conspiración económica y política de la que ha sido objeto la Revolución Bolivariana. El pueblo venezolano es víctima de la burguesía comercial e importadora que acapara productos y especula de manera escandalosa. Artículos de primera necesidad son vendidos al doble y al triple de su precio. Artículos no prioritarios, aumentan hasta en un 400%.Fedecámaras, asociaciones de ganaderos y productores, trasnacionales y grandes empresas, conspiran junto a sindicatos regidos por la derecha, quintas columnas infiltradas en instituciones del Estado, corruptos y la embajada estadounidense, para aniquilar el proceso revolucionario. Son los mismos golpistas del 2002. La derecha antidemocrática juega al descontento y al estallido social. Es tiempo de pasar a la ofensiva política, ideológica y comunicacional. Eso sólo puede lograrse junto con los comunicadores populares y alternativos que estamos dando la batalla en las calles para contrarrestar el poder mediático de la derecha que trata de ganarnos la batalla en las mentes de las personas. Rumores de golpe de Estado, campañas para desprestigiar a nuestros líderes, azuzamiento de disputas y traiciones dentro de las filas de la Revolución, todos estos monstruos sacados de los laboratorios de guerras no convencionales del imperialismo, los combatimos a diario en las colas, en los abastos, en las busetas, en las plazas, en las redes sociales. Catorce años de Revolución no pueden pulverizarse en pocos meses. ¡Comunicadores y Periodistas estamos rodilla en tierra con Chávez, con Maduro y con los candidatos del Gran Polo Patriótico y de la Revolución Bolivariana! http://barinotas.com/2013/10/14/modaira-rubio-comunicadores-y-periodistas-un-paso-al-frente/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

jueves, 30 de mayo de 2013

¿Venezuela en una máquina del tiempo?

Por Modaira Rubio /Tribuna Popular – OPINIÓN.- Para entender lo que pasa en Venezuela ahora – con el supuesto problema del desabastecimiento, la escasez- hay que revisar lo que sucedió en los países del bloque socialista o en Chile del 73, nos advierte la investigadora en Comunicación social y catedrática Olga Dragnic. Y tiene toda la razón. Sólo bastaría con echar un vistazo a la historia e introducirse en la “máquina del tiempo”. Las tácticas son las mismas de la Guerra Fría y el propósito idéntico: acabar con el socialismo. En la Venezuela Bolivariana, no hay hambre. La nación recibirá el próximo 16 de junio, en Roma, un reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) por haber cumplido de manera anticipada la meta propuesta por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, celebrada en 1996, donde se estableció reducir a la mitad el número de personas desnutridas en cada país antes del año 2015. Recientemente lo afirmó el presidente Nicolás Maduro, “manejamos los datos del hambre en el mundo. 800 millones de personas tienen hambre; 49 millones de personas en América Latina y el Caribe, pero ninguna es venezolana”. Cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), señalan que cada venezolano y venezolana se alimenta de 3 a 4 veces al día. Sin embargo, titulares en la prensa internacional hablan de “crisis alimentaria”, “desabastecimiento”, “escasez de alimentos”, y las fotos de anaqueles vacíos en supermercados venezolanos recorren el planeta. El “castro-comunismo-chavista” hace que la gente padezca en largas colas por un pedazo de pan. La guerra psicológica que denunció el Gobierno Bolivariano durante la campaña negra que se hizo sobre la salud del presidente Chávez para generar zozobra en la población, continúa. Contra el Comandante Chávez fueron 14 años de guerra mediática continuada, desde que lanzó su candidatura hasta su fallecimiento. Y el pueblo no les creyó. Votó una y otra vez por el proyecto de Hugo Chávez: socialista, antimperialista, anticapitalista. Con la desaparición física del Comandante Chávez, la burguesía importadora arremete contra el pueblo. “No hay papel higiénico, ni toallas sanitarias, ni pollo, ni carne, ni jabón, ni harina de maíz”, dicen constantemente los noticieros. Las cadenas de supermercados alegan que “no tienen dólares para importar” y achacan al Gobierno ineficiencia en la asignación de divisas, corrupción y negligencia. Pero aun así, sólo se consiguen artículos importados en los anaqueles. Sólo por dar un ejemplo, en las tiendas no se encuentra aceite de maíz que se utiliza para cocinar normalmente y se produce en el país, pero sí hay aceite de oliva que se trae del Líbano, Italia, España y Portugal, antes también de Siria, y cuesta dos o tres veces más caro. Los mismos dólares que no se consiguen para la importación de alimentos, son los mismos que traen a granel accesorios de moda y de diseño, ropa de marca, perfumes y cualquier cantidad de artículos de lujo. Si no lo cree, asómese a las páginas de casa de diseño reconocidas y observe las “promociones para el día del padre”, donde encontrará oferta de bolígrafos, corbatas, camisas de último modelo, en su publicidad para Venezuela. ¿Cómo puede ser esta crisis entonces? ¿No hay harina de maíz o de trigo pero hay plumas fuente con bordes de plata para regalar este Día del padre? La respuesta es sencilla. Y es política. Aumentó el poder adquisitivo y de consumo de alimentos en la población en estos últimos 14 años de Revolución Bolivariana, no así la capacidad de producción de alimentos por parte del Estado. La capacidad de producción instalada es fundamentalmente privada. No en vano uno de los puntos del II Plan Socialista Simón Bolívar 2013-2019, presentado por Chávez en octubre de 2012 y ratificado por Nicolás Maduro en abril de 2013, como Programa de Gobierno, señala la necesidad de aumentar la capacidad productiva para garantizar la soberanía alimentaria de la nación, puesta en riesgo por la desindustrialización que produjo el rentismo petrolero. El Gobierno Bolivariano entonces, debió sentarse a dialogar con representantes de la empresa privada, algunos conductores de grandes monopolios, como las Empresas Polar, para establecer una hoja de ruta y solucionar de manera inmediata la falta de algunos rubros específicos, que si bien no son prioritarios, forman parte de la dieta típica del venezolano. La empresa privada aliada de la burguesía pro imperialista juega al desgaste del presidente Maduro, para adelantar la solicitud de un revocatorio. Según datos oficiales, el acaparamiento produce el 95% del desabastecimiento, sin contar la producción que se desvía ilegalmente a Colombia, o la baja en la producción con fines desestabilizadores. Un estudio realizado por economistas marxistas, señala que el aparato productivo privado y el sector comercial venezolano, compuesto por cerca de unos 7.000 establecimientos, solicitan anualmente al Estado más de 40 mil millones de dólares para la importación de bienes y servicios, pero sólo logran exportar 3 mil millones de dólares y la productividad de sus plantas opera al 30% de su capacidad. La burguesía parasitaria utiliza este perverso mecanismo como un arma para obligar al Estado a otorgarle más divisas a precio subsidiado y luego especular en el mercado paralelo a cambio de importar “chucherías”. El Gobierno Bolivariano cuenta con grandes aliados para superar estas tensiones. Uno de ellos lo tiene en la cooperación internacional con países que son grandes productores de alimentos en la región, como Argentina, Brasil y Uruguay; la Red de Mercal y PDVAL, que son programas alimentarios creados por el Comandante Chávez, para frenar este tipo de saboteo con los que también se inició el golpe de 2002; la existencia de pequeños y medianos productores que no pueden competir con los monopolios pero están dispuestos a colaborar con el Estado; la voluntad política de iniciar correctivos en la instituciones y empresas que no marchan de manera eficiente. En Chile del 73, las señoras que tocaban sus cacerolas contra el gobierno socialista de Salvador Allende se quejaban porque no se conseguía leche condensada (azucarada); la leyenda negra de los países socialistas asegura que las jóvenes checas se prostituían por medias de seda y jeans. La Venezuela chavista parece que no desaparecerá por falta de dentífrico. Aunque la operación imperialista apunta a un “golpe permanente”, se necesitará más que un rollo de papel higiénico para borrar los logros de más de una década de proyecto socialista. Por ahora, la gente opta por volver a las prácticas ancestrales. Si no hay harina precocida y tratada con químicos, las arepas se hacen con maíz “pelao” como en los tiempos de nuestras abuelas

domingo, 21 de abril de 2013

Adán Chávez: Estamos preparados para contrarrestar cualquier ataque del fascismo
Modaira Rubio.- Barinas, 20 de abril, 2013. Tras las elecciones del pasado 14 de abril, donde resultó electo el candidato de la Revolución Nicolás Maduro, con más del 50% de los votos, la ultraderecha liderada por el perdedor, Henrique Capriles Radonski, puso en marcha un golpe de Estado que fue neutralizado nuevamente por el pueblo venezolano al igual que en 2002. El lunes 15, grupos de choque de la ultraderecha desataron una ola de violencia vandálica en todo el territorio nacional que dejó como saldo 9 muertos, más de 100 heridos y grandes daños materiales para el Estado venezolano, esencialmente en el área de salud. Los más de 500 Centros de Diagnóstico Integral (CDI), que brindan atención gratuita a más de 20 millones de venezolanos y venezolanas gracias al convenio de cooperación con Cuba, se convirtieron en blanco de los ataques fascistas. En menos de 24 horas, el pueblo y las fuerzas armadas se movilizaron para derrotar este golpe de Estado en marcha, convocado por Capriles al desconocer las elecciones y cuestionar la legitimidad del Poder Electoral. Al respecto, pudimos conversar en Barinas, en entrevista exclusiva para medios regionales y la corresponsal de Junge Welt, con el gobernador de esta entidad, Adán Chávez, hermano del Comandante Hugo Chávez y parte del alto mando político de la Revolución Bolivariana. Sobre la violencia desatada por grupos conducidos desde la ultraderechista Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Adán Chávez expresó que “ellos prepararon antes de los comicios ese guión de violencia, que es el mismo del golpe del 2002, el llamado “golpe suave”. Son los mismos actores. Sus objetivos son idénticos, querían provocar una guerra civil, enfrentar pueblo contra pueblo para decir que la situación se escapó de las manos y amerita una intervención extranjera”. “Es necesario llamar a la reflexión a esa gente honesta que votó por la oposición pero que se dio cuenta de lo que ellos representan: persecución política, asesinatos, quema de los CDI, de casas de partidos de la izquierda; ellos representan al fascismo y quieren borrar del mapa todo lo que huela a Chávez, es decir todo lo que beneficia al pueblo”, prosiguió Adán Chávez. El mandatario regional señaló que el chavismo obtuvo una de las victorias más importantes en un momento muy difícil de depresión colectiva por la desaparición física del líder supremo de la Revolución, el Comandante Hugo Chávez. “La poca diferencia en los votos no es motivo para amilanarse. La mayoría de este pueblo es chavista. Hay que seguir revisando qué pasó y es cierto que debe abrirse una etapa para rectificar y reorientar, para evaluar en qué estamos fallando”, indicó al tiempo que aseguró que durante esta campaña se produjo el saboteo eléctrico, el saboteo económico, por parte de infiltrados dentro del aparato de las instituciones del Estado y por parte de grupos económicos que aún tienen mucho poder. “Eso provocó que esa población fluctuante, inclinara su voto hacia la opción de Capriles, quien además engañó al pueblo, asesorado de seguro por sus mentores gringos, disfrazándose de Chávez. Imitó su discurso, dijo que su plan era igual al de Chávez, usó sus símbolos. Alguna gente le creyó pero ese no es un voto duro. Es ese capital electoral que podemos recuperar y que han visto la violencia desatada. Si Capriles gana, aquí se desata una guerra civil”, continúo explicando el hermano mayor del Comandante Chávez. “Se demostró que el chavismo cuenta con siete millones y medio de votos duros. Ganamos además el 71% de los municipios en todo el país, lo que es una buena señal para als venideras elecciones municipales. Y donde perdimos, fue en verdad con un margen muy pequeño”, indicó. Barinas, por ser la tierra natal del Comandante Chávez, es un blanco estratégico para el plan desestabilizador. La violencia se desató con gran despliegue de grupos paramilitares traídos desde el Táchira, estado limítrofe con Colombia. El lunes 15, dirigentes del chavismo regional fueron cercados y asediados en sus casas; quemaron parcialmente dos CDI, acosaron a los médicos y cultores cubanos de la Misión Barrio adentro y Cultura Corazón Adentro. En Barinas,fueron detenidas cerca de 60 personas. A los pocos días fueron puestas en libertad más de 40 y sólo se mantiene a unos ciudadanos que fueron capturados con explosivos de alto nivel, procedentes del Táchira. “Derrotamos el golpe. Nuestro pueblo salió a las calles con mucha disciplina. Con amor a la Patria, sin violencia, de manera pacífica. Como gobernador pero también como parte del equipo político de la Revolución, digo con toda responsabilidad que estamos preparados para contrarrestar cualquier intento desestabilizador del fascismo, pero no nos confiemos, ellos van a continuar con su aventura antidemocrática”, especificó. “Legalmente no se han impugnado las elecciones, y miren todo el caos que generaron. Debemos seguir trabajando para profundizar la Revolución. Acelerar los cambios. Es cierto que tenemos infiltrados en nuestras instituciones. Hay que desmontar definitivamente el viejo Estado burgués para dar paso al estado socialista y comunal. Hay que acabar con la burocracia y la corrupción”, finalizó Adán Chávez. Fotos: El pueblo de Barinas defiende pacíficamente el CDI de la Urbanización Cuatricentenaria que recibió amenazas de ser quemado por las hordas de la derecha. Una joven madre se planta con su hija en brazos frente al CDI; la toma es pacífica; comunicadores populares hacen el trabajo mientras la gran prensa silencia al pueblo. Aquí el enlace del artículo original publicado por el diario alemán Junge Welt http://www.jungewelt.de/2013/04-22/025.php

lunes, 11 de marzo de 2013

Diario alemán Junge Welt denuncia injuria de Capriles al pueblo venezolano y a la familia Chávez
Modaira Rubio, Barinas,10 de marzo, 2013. El sábado 10 de marzo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a elecciones presidenciales para el 14 de abril, en medio de una situación inédita para el país. El candidato de la Revolución es el actual Presidente Encargado Nicolás Maduro, por quien el comandante Chávez pidió en su última alocución votar para continuar con el Gobierno Bolivariano, en caso de su ausencia o inhabilitación. La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no convocó asambleas ni reuniones, a través de twitter le ofreció a Henrique Capriles Radonski, actual gobernador de Miranda y ex candidato derrotado por Chávez el 7 de octubre de 2012, la tarjeta para postularse. También por twitter, Capriles respondió que meditaría si aceptaba o no. Finalmente, anunció que este domingo en la noche daría su respuesta. Los sectores más recalcitrantes de la derecha le pidieron que no se postulara para deslegitimar las instituciones y poner en duda la credibilidad del Poder Electoral. Capriles aceptó ir a las elecciones pero antes, puso en duda la actuación del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del mismo CNE, con el que fue electo como mandatario regional mirandino ; cuestionó al Ministro de la Defensa, Almirante Diego Molero, alegando que fue el penúltimo de su promoción; acusó a la familia del Comandante Chávez de prestarse a un circo con el cadáver del líder de la Revolución que, según él, no murió el 5 de marzo sino en diciembre; fabuló con una supuesta pugna de poder entre Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, describiendo una telenovela política entre ambos que obligó a ocultar el cuerpo hasta “ganar tiempo” para colocar todo a su favor. Le preguntó a Maduro, si “aprendió a llorar en cursos de actuación en Cuba”, burlándose de la congoja que se ha reflejado en estos días en el rostro del Presidente Encargado. También hizo un llamado a ese “pueblo chavista” que está en la calle: “Chávez no está y nadie se los puede devolver. Fue la decisión de Dios, para mí que soy creyente”. Por último informó que se postularía la tarde de este lunes 11, sin hacer ninguna concentración por respetar el luto nacional. Esas declaraciones causaron gran rechazo y estupor en el quinto día en el que no cesan las kilométricas colas de personas que se acercan a la Academia Militar para darle el último adiós al Comandante Hugo Chávez. El Presidente encargado Nicolás Maduro, se vio en la obligación de pronunciarse a este respecto, llamando a la paz y a no caer en provocaciones. Para Maduro, el insólito y desafortunado pronunciamiento de Capriles, sólo tiene un objetivo: desatar el caos y la violencia, en un momento en que se calcula que no menos de cinco millones de venezolanos se han movilizado y se movilizan desde todos los rincones del territorio nacional para rendirle tributo al Comandante Chávez. Maduro también informó que la familia Chávez, en medio de su pesar, se reserva el derecho de emprender acciones legales contra las difamaciones dichas en su contra por Capriles. Capriles en todo su discurso usó un lenguaje propio del oscurantismo de la Edad Media: “Dios da y quita la vida”, “La muerte de Chávez fue una decisión de Dios”, “El que hace bien, le va bien; y el que hace mal, le va mal”. Quizás se deba al hecho de que en horas de la tarde, el Partido Comunista de Venezuela (PCV), dio su apoyo a Maduro para las elecciones de abril y Maduro se refirió en algún momento a que los comunistas “no creen en esas cosas”, refiriéndose a la religión. Esto sucedió durante la XII Conferencia Nacional del PCV, convocada de emergencia este domingo para proclamar su candidato. En este acto, Maduro dio un sentido discurso, con lágrimas en los ojos, en el que dijo “yo no soy Chávez, soy el hijo de Chávez”, y pidió ayuda y acompañamiento moral de este partido y de todos los sectores progresistas y revolucionarios para llevar a cabo la tarea de continuar construyendo el camino hacia el socialismo. Mientras Maduro aceptó su primera proclamación como candidato al lado del histórico PCV, en un emotivo discurso donde además señaló las fallas, las críticas y lo que todavía falta por hacer para alcanzar los objetivos planteados por el comandante Chávez en su programa; Capriles aceptó la suya envuelto en una polémica por ofender a la familia Chávez, al Presidente encargado y cuestionar los poderes del Estado. Es el preludio de una corta y complicada jornada electoral que por parte de la derecha, tiene todas las características de una campaña de desestabilización debido a la guerra de contrainformación que ha iniciado el mismo Capriles. Aquí la versión editada, traducida y publicada en alemán: http://www.jungewelt.de/2013/03-12/002.php

viernes, 25 de enero de 2013

Venezuela: Develan conspiración contra Maduro y Cabello

Modaira Rubio, Barinas.23/01/13.- El Ministro del Poder Popular para Interior y Justicia, Néstor Reverol, denunció durante la multitudinaria marcha de este 23 de enero en Caracas, que los organismos de inteligencia develaron una conspiración de la ultraderecha nacional y sus aliados en el extranjero, para atentar contra el Vicepresidente Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, con la finalidad de generar una situación de caos y de ingobernabilidad. Reverol advirtió que su despacho ha tomado “todas las previsiones para reforzar la seguridad” de los altos funcionarios y del pueblo venezolano y no permitirá “ni un milímetro de terrorismo” en el país. Sus declaraciones fueron reafirmadas por el Vicepresidente Maduro, quien recomendó al pueblo “estar alerta”, a la vez que informó que partiría luego del evento hacia La Habana, junto al Ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, para recibir nuevas instrucciones del presidente Chávez en torno a decisiones del Ejecutivo. Por segunda vez, en menos de 15 días, las Fuerzas de la Revolución, el Chavismo, lograron movilizar a miles de venezolanas y venezolanos de todo el territorio nacional, esta vez para conmemorar el día en el que hace 55 años fue derrocada gracias a la unión cívico-militar, la última dictadura castrense de la historia contemporánea. La capital venezolana fue tomada por la marea roja de gente que desde tres puntos marchó para concentrarse en la populosa barriada que lleva el nombre de la emblemática fecha. Por su parte, la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, que en la víspera señaló que no marcharía porque temía que sus partidarios pudiesen ser atacados por grupos de choque chavistas, decidió concentrarse en el Este de Caracas, en Parque Miranda, cercano a la zona residencial de la clase media. Lograron casi llenar un pequeño espacio un poco más grande que una cancha de Básquet promedio. Paradójicamente, fueron ellos los que atacaron a un grupo de “nacionalistas” denominado ORDEN, que llevaban una pancarta en la que alababan al derrocado dictador Marcos Pérez Jiménez. También fueron atacados los periodistas del Sistema Nacional de Medios Públicos que hacían la cobertura del acto opositor, incluso fue herido de gravedad un camarógrafo de la Televisora del Estado VTV. En los registros de los periodistas puede verse la golpiza que supuestos guardaespaldas de Henrique Capriles Radonski y de Antonio Ledezma y la policía de Miranda, propinaron a los jóvenes de ORDEN y a los reporteros. Por este hecho, un grupo de comunicadores demandará a Ramón Guillermo Aveledo, Secretario General de la MUD, por la indiferencia ante los hechos de violencia ocurridos en presencia de la dirigencia opositora, ocupada en presentar ante la opinión pública una suerte de proclama en la que aseguran que garantizan una candidatura unitaria en caso de una eventual elección presidencial este año. También al culminar el día, el diario español El País se convirtió en el hazmerreír del periodismo mundial al publicar una supuesta foto exclusiva del paciente Chávez, en una camilla en proceso de intubación, con el título “La salud del presidente de Venezuela”. La imagen fue reportada como falsa por el ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información, Ernesto Villegas. La gráfica corresponde a un video de You Tube que data del 2008 y había sido ya desmentida en Venezuela, donde la derecha la puso a rodar a través de las redes sociales para crear incertidumbre. Sin embargo, el periódico español protegió la foto como exclusiva e incluso logró venderla a varias publicaciones y agencias de comunicación. El diario retiró de su web la versión digital del impreso y paralizó la distribución de su edición del 24/01 en España y en el extranjero. El caso sin duda amerita una reflexión sobre cómo se ejerce el periodismo político en Europa, en especial con el sensible tema de la salud del presidente Chávez, con el que se ha manipulado hasta el cansancio la información. Mientras, fue publicada por Rusia Today, una entrevista exclusiva de la abogada venezolana-estadounidense Eva Golinger con Maduro, en la que el Vicepresidente afirma que “Chávez está en el mejor momento del post-operatorio e ingresado a una nueva fase que será informada en los próximos días”, y resaltó que el Comandante está muy pendiente de la Cumbre de la CELAC y la Unión Europea.
Versión en español del rtículo publicado en el diario progresista alemán Junge Welt aquí puede acceder al texto original http://www.jungewelt.de/2013/01-25/001.php